Menú Principal

Administración



EN LA WEB LICEÍSTA... ¡UN RINCONCITO PARA LOS POETAS! PDF Imprimir E-mail
Escrito por Esp. Luz Amparo Ceballos Baena, Docente.   
Martes, 14 de Junio de 2011 20:57

 

El legado literario de nuestros ancestros, se  manifiesta a través de la inspiración de  los estudiantes y maestros liceístas; que dando rienda suelta a su imaginación y sin igual capacidad de  inventiva, derrochan creatividad, para trovar, parodiar y controvertir problemas y situaciones de la cotidianidad, a través, de la técnica del ensayo; combinando el amor, la sátira y la crítica constructiva. 

Con la venia de ilustres escritores, como el inigualable romántico Pablo Neruda: los estudiantes del grado Décimo B, de nuestra Institución, parodian uno de sus hermosos poemas “ME GUSTAS CUANDO CALLAS”.

 

 

 

 

 

 

ME ENCANTA

 

Me encanta tu sonrisa, como un amanecer;

Cuando ella resplandece, tu rostro se ilumina.

Tu cara es como un ángel, que al cielo me encamina.

 

Estoy lleno de amor; mi alma a ti te ama.

Con todo el corazón, te pienso en las mañanas;

Cada vez que despierto, está vacía mi cama,

quiero estar a tu lado, porque mi alma a ti, te extraña.

 

Me encanta tu sonrisa, me encanta tu mirada;

Tus ojos se iluminan como el sol de la mañana.

Me apasiona que me abraces, me encanta estar a tu lado

Porque si no estoy junto a ti, me siento triste y desolado.

 

Te amaré hasta mi muerte; te amaré toda mi vida.

Porque sé que tu eres más que una buena amiga;

Y todo lo que hago y todo lo que pienso,

mi alma pide que sólo a ti te diga.

 

Quisiera que este amor durara eternamente;

Porque yo sueño siempre un nuevo amanecer.

Contigo a mi lado todo es resplandeciente,

y un día no lejano, mi vida con tu vida, formar un solo ser.

 

Autor: Andrés Mauricio García Henao, Estudiante.

 

 

 

 

ME HECHIZAS CUANDO AMAS

 

Me hechizas cuando amas, porque estás en mi mente

Y me acoges en el tiempo y mi pensamiento no alcanza;

Parece que los segundos se fueran volando,

Y aparece en el orbe, tu hermosa danza.

 

Como todas las palabras, que salen de mi alma,

Surges de entre rosas, llenas de armonía

Compañera de mi sueño, me acuerdo de tu risa,

Y espero en algún momento, hacerte compañía.

 

Me hechizas cuando amas, si estás en la distancia,

busco acordarme de tu belleza, para alegrar mi alma.

Cuando no te escucho y mi voz no te alcanza

Me destierro a sufrir y a buscar la calma.

 

Dejaré, que te sientes a mi lado

Aunque mi corazón, no soporte otro engaño;

Pero jamás te olvidaré, y te recordaré

Como la mujer hermosa, que me hizo daño.

 

Me hechizas cuando amas, porque estás en mi mente,

Y dentro de mi pecho, eres todo mi anhelo.

Una ilusión aparece en el tiempo;

Por fin llega el momento, de romper el silencio.

 

Autor: Wilson Alexander Arias, Estudiante.

 

   

DESPEDIDA

 

Ahí está  aquella luna, que me hace recordarte,

Con todos los matices, que un día me obsequiaste,

Cuando estabas conmigo y tus ojos me observaban,

Con la mirada profunda, que hacía ver tu alama.

 

Cuando por las mañanas, tus manos me tocaban,

Y yo sentía latir, tu corazón de oro.

Sabía que era una triste y dolorosa despedida,

Que nunca más, seria tu musa preferida.

 

Viendo mis tristes ojos, pasar la primavera,

Ahora mis oídos, no escucharán tu voz.

Tus caricias serán de otra, como antes de mi cuerpo;

Y nuestras vidas entonces, se irán hacia otro puerto.

 

Un día lloraré, al pensar que me olvidaste,

Se inundará el paisaje, con mi melancolía.

Me ahogaré, en las lágrimas del adiós.

Sentirás como me alejo, por siempre de tu vida.

 

En esta triste noche, no te podré amar,

Ni escucharé,  tus pasos al llegar…

Te has marchado con mi alma

Y nunca… se que nunca, a mi lado volverás.

 

Autor: Natalia Ocampo Galeano, Estudiante.

 

 

Como una aplicación del proyecto de ortografía, los estudiantes escriben en diferentes géneros, utilizando cada una de las palabras del dictado ortográfico, que mensualmente se estudia en forma semántica.

 

Es así, como crean cuentos reales ó fantásticos, trovas, acrósticos y muchas otras creaciones literarias que complifica sus saberes gramaticales.

 

 

 

TROVANDO CON LA  “J” Y CON LA  “G”.

 

 

Santos disque es nuestro jeque,

Que vida tan al revés;

Vive metiendo mentiras,

Y tomando buen jerez.

 

Mandíbula, no sólo es feo,

Jetudo también, y late

Cuando se guarda en la jíquera,

la porción de chocolate.

 

Tan pinchada que es la profe,

A ella pido perdón;

Ayer llevaba las medias,

Con un tremendo girón.

 

Antes se usaba cerveza,

Pero ahora no es ayer;

Todos usamos gomina,

Otras veces un buen gel.

 

Gélido ha estado el  tiempo,

Pero Dios en su grandeza;

Nos manda a honrar el clima,

Con bastante gentileza.

 

Un buen gestor se conoce,

Porque siempre lleva a cuesta;

Memorandos del pasado,

Y archivo de buena gesta.

 

Lamenta doña Teresa,

Eso si es un cuento feo;

Puede sobrarle de todo,

Y no deja el gemiqueo.

 

La flojera es llevadera,

Eso me lo dijo el médico,

No se confunda mijito;

Que ese es un mal genérico.

 

Buen humor tiene mi padre,

Cuenta chistes y es artista;

Por eso yo Salí a él,

Me lo dijo el genetista.

 

Geófago es mi sobrino,

Come tierra mientras brinca;

Eso nos llevó a la ruina,

Se ha comido media finca.

 

Cuida bien esos cultivos,

Que hay mucha plaga suicida;

Acaba con esos bichos,

Echándoles germicida.

 

Autor: Natalia Ocampo Galeano, Estudiante.

 

 

Los docentes liceístas, escriben sobre la vida… Más allá de la vida  de baluarte Literarios, propios y foráneos. La técnica del ensayo, una forma de expresión y de opinión.

 

 

JAIME MEJÍA DUQUE

(Ensayo)

 

Sin ánimo alguno de imitar a Cervantes, tanto en su sobrenombre o apodo de “Manco de Lepanto”, como en su inigualable vena literaria… surge este crítico de los dioses de las letras latinoamericanas y mundiales, que durante los siglos XVIII y XIX y hasta las postrimerías del siglo XX; se afianzaba cada vez con mayor fuerza, en el pedestal que con lo florido de sus opiniones; le habían levantado, las mentes de quienes valoraran su pluma magnifica.

 

Colombia, un país de doble moral, que sólo abraza el cuchicheo y la mirada criticona, tras las rendijas de las puertas; sataniza todo aquel que no satisface el pensamiento beatificador, de los que sublimizan las obras de nuestros literatos más renombrados. Omitiendo casi adrede, el error o cualquier mancha que pueda hallarse en su inmaculada trayectoria.

 

Jaime Mejía Duque por su incisiva pluma y visión crítica, no pudo en vida disfrutar de los reconocimientos, que como escritor crítico y de vanguardia demostraran sus obras, que le otorgan al lector la oportunidad de tener otro punto de vista, otra mirada real o no del contenido de escritos literarios; tan sólo porque expresaban su punto de vista sobre la producción intelectual, de quien fuera galardonado, como el Premio Nobel de Literatura. O por permitir apreciar desde otra perspectiva, el romance y la fantasía del paradisíaco entorno de la “María”, de Jorge Isaac.

 

Este crítico literario es sometido al exilio; tanto por su voz como por su estilo, que además de faltarle su brazo izquierdo y la luz de uno de sus ojos (izquierdo), también tiene la osadía de expresar en sus escritos su escueto pensamiento anti derechista. Ingrediente, que por demás, está decirlo, le cierra las puertas a todas las posibilidades de brillar.

 

A nivel local y nacional, cuando se atrevió a contradecir con análisis, crudos argumentos y despiadada realidad, obras cumbres que con sacratísima admiración le habían dado la vuelta al cosmos.

 

Este ilustre ejemplo literario, de ancestros aguadeños, como múltiples talentos,  se vio abocado  a levantar la voz, más allá de nuestras fronteras patrias; Así triunfa con su estilo propio en escenarios universitarios y callejeros en países como Cuba, Alemania y gran parte de Europa, también en París y Rusia; haciendo honor al mensaje cristiano “nadie es profeta en su tierra”, y menos aún, cuando su valentía y arrojo le permitieron correr la cortina del humo embelesador de aquellos escritores que nuestro país, les convirtiera en iconos de pulcritud, verdad y enseñanza, por no decir, la verdad adornada; anteponiendo la aprobación burguesa,  antes que el aplauso de los protagonistas de sus despiadadas narraciones.

 

Sin embargo, como afirmara el gran Jorge Luis Borges “Quien escribe nunca muere” más allá de la tumba y en el insondable mar de Santa Marta, se levanta la voz de la nostalgia y  la justicia, para posicionar a Mejía Duque, para siempre al lado de los grandes críticos contemporáneos, como un gran hombre de izquierda, honrado, que amó a su país y que por eso murió olvidado de sus paisanos. Pero que quedará en la memoria de la literatura universal para nunca jamás, acallar su voz.

 

Autora: Luz Amparo Ceballos Baena, Docente.

Última actualización el Martes, 14 de Junio de 2011 21:02
 

Síguenos en:

Encuesta

¿Cómo le parece nuestro sitio web?
 

Enlaces de Interés

Nuestras Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy19
mod_vvisit_counterAyer22
mod_vvisit_counterEsta Semana94
mod_vvisit_counterEste Mes657

Visitantes en Línea

Tenemos 1 invitado conectado(s)